julio 7, 2016

Ciudad de La Plata: en cada manzana del microcentro hay al menos tres locales cerrados

[social_share/]

Imprimir

En declaraciones periodísticas el presidente de la Cámara se refirió al parate en la actividad comercial que genera perjuicios para la actividad turística de la región.

*extracto de nota publicida en Diario El Dia del 07/07/2016

El microcentro platense no muestra su mejor cara. Se ven varios locales cerrados, “al menos tres por manzana”, apuntaron referentes locales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y de la Federación Empresaria La Plata (Felp). No hablan de una “avalancha” de cierres, pero sí de una combinación de factores que por estos días afectan a comercios de todos los rubros y que obligan a varios a bajar las persianas o, en el mejor de los casos, a mudarse a una zona donde los alquileres son más económicos.

La caída en las ventas -según CAME bajaron en junio 9,8% con respecto al mismo periodo del año pasado-; la competencia desleal; el elevado valor de los alquileres de los locales; el impacto del aumento de las tarifas de los servicios y los impuestos, son los factores que en conjunto empujan al comercio mediano y chico de la Región a un callejón muchas veces sin salida.

“En medio de una caída de ventas significativa, la venta ilegal ambulante en calles, clubes y plazas y otros espacios, influye aún más en la economía del comercio bien establecido”, dijo el vicepresidente regional La Plata de CAME, Daniel Loyola, y agregó que por ejemplo “del rubro bijouterie cerraron en lo que va del año unos seis locales en la zona de 8 y adyacencias porque no pudieron competir con los senegaleses”.

Loyola apuntó que en un relevamiento pudimos detectar al menos tres locales vacíos por manzana en el centro comercial con eje en calle 8. Pero no sucede lo mismo en 12, City Bell, Los Hornos, “donde los alquileres se negocian con más flexibilidad porque los propietarios de los locales prefieren quedarse con los buenos inquilinos a tener los espacios vacíos”, sostuvo el dirigente.

Y tiró cifras de caída de ventas en junio del rubro textil que en la Ciudad superaron a las de CAME a nivel nacional: en ropa para chicos se vendió un 25% menos que el año pasado; para damas bajó un 20%, y para hombres un 15% aún con el Día del Padre de por medio.

“Y no hay que olvidar el aumento de tarifas e impuestos”, subrayó Loyola para completar un panorama difícil para los comerciantes.